¿Cómo diseñar una carta de menú y no morir en el intento?

Actualizado: feb 2

La carta es la herramienta más poderosa que posee un restaurante. Es el contacto más directo que se tiene con nuestros clientes. Debe ser confeccionada de una manera especial para lograr “enamorar” a los comensales.


Existen muchos diseños, formatos, cantidad de hojas, tamaños que varían dependiendo del tipo de restaurante y cliente que se quiere “conquistar”.


Por esta razón, deben aplicarse técnicas de ubicación de los platos, fotografías, tipos de letras, etc. para lograr un mayor éxito en esta presentación.



¿Dónde ubicar en la carta los platos que queremos vender más?

Estudios (Eyes tracking)


Según los estudios realizados a cientos de personas, se demostró que la mayoría posee el mismo comportamiento visual al escoger los platos.


Este análisis se logra a través de unos lentes especiales que demuestran el seguimiento ocular de las personas que realizaron el experimento.


Para cartas de 1 sola hoja se demostró que la vista primero va al centro superior y posteriormente continúa hacia arriba para finalizar el recorrido en forma descendente.


Este patrón de comportamiento nos demuestra que en el primer punto se deberían ubicar los platos más rentables y populares.


De esta forma aseguramos que lo primero que observe el cliente es el plato más rentable y en segundo lugar invitarlo a consumir aquellos platos rentables pero poco populares.


Para cartas de dos y tres páginas, el comportamiento visual es el siguiente:




¿Es la hora de renovar la carta?


La carta debería renovarse como mínimo 4 veces en el año puesto que tenemos 4 temporadas (primavera, verano, otoño e invierno) y en cada una de ellas diversos productos aparecen. Siempre los productos de temporada serán más económicos. Se recomienda renovar entre un 30% a 40% de los platos.


Si deseas complementar este tema, te recomiendo el siguiente libro:




Rodrigo Riquelme Barros






154 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo